Cómo cuidar un bonsái de Pinus Pentaphylla

En esta página encontrarás los cuidados específicos que debes conocer para saber como cuidar un bonsái de Pinus Pentaphylla, puedes ampliar estos conocimientos en Cómo cuidar un bonsai.

Pinus pentaphylla forma parte de la familia de las pináceas. Es una especie oriunda de Japón, caracterizada por poseer hojas que salen agrupadas de cinco en cinco de una misma vaina. Se trata de una antigua especie de árbol perennifolio de hoja acicular.

Cómo cuidar un bonsái de Pinus Pentaphylla
Bonsái de Pinus Pentaphylla

Cómo cuidar un bonsái de Pinus Pentaphylla


Situación

El pino de cinco agujas ha de situarse siempre en el exterior. Se adapta perfectamente tanto a los ambientes fríos como a los más calurosos. Soporta las heladas, pero es aconsejable resguardar el árbol de las más intensas y continuas.

Riego

No precisa mucha agua, por lo que es deseable dejar secar el sustrato entre riegos. Primavera y otoño son los períodos en los que sus necesidades hídricas son mayores. Si el riego es excesivo, las raíces tienden a pudrirse con facilidad por la entrada de algún hongo patógeno.

Abonado

Otoño es la estación en la que el árbol requiere más aporte de abono. En verano e invierno las necesidades son mínimas; en primavera ha de abonarse, pero teniendo en cuenta que esto significará que los brotes nuevos produzcan hojas mucho más largas. Los quelatos de hierro aumentan su vigorosidad.

Trasplante

Todos los pinos, en general, son árboles de crecimiento lento. Esto hace posible que puedan vivir sin trasplante ni acortado de raíces durante períodos de tiempo muy largos. Se trasplanta a principios de primavera, antes de la nueva brotación, cada 3 ó 5 años aproximadamente.

Pinzado

Los pinos, como la mayoría de las coníferas, se pinzan con los dedos. Esta operación se hace sólo en primavera: cuando las candelas están desarrolladas pero no han desplegado aún las hojas, se cortan con los dedos para logar así un equilibrio en el crecimiento de la copa.