Cómo cuidar un bonsái de Sageretia

En esta página encontrarás los cuidados específicos que debes conocer para saber como cuidar un bonsái de Sageretia, puedes ampliar estos conocimientos en Cómo cuidar un bonsai.

Las sageretias son parte de la familia de las ramnáceas. Estas plantas perennifolias son originarias del centro y sur de Asia, pero también se encuentran distribuidas por América del Norte. Tienen una corteza de color rojizo y unas hojas verdes que en las primeras etapas de desarrollo cogen una tonalidad cobre.

Cómo cuidar un bonsái de Sageretia
Bonsái de Sageretia

Cómo cuidar un bonsái de Sageretia


Situación

Las sageretias son plantas tropicales, por lo que no les gusta el frío. Pueden vivir en el exterior, en situación de semisombra, siempre y cuando la temperatura no baje demasiado, lo que significa, en la práctica, que deben pasar el invierno en el interior de una casa.

Riego

Las sageretias necesitan un riego moderado. Es imprescindible mantener una humedad constante en las raíces, pero sin excederse, ya que las sageretias tienen unas raíces especialmente sensibles al exceso de humedad. Dejar secar el sustrato entre riego y riego.

Abonado

La época de crecimiento corresponde a las estaciones de primavera y otoño. Conviene abonar especialmente en otoño, mientras que en verano e invierno, cuando la planta ralentiza su crecimiento, el abonado ha de reducirse considerablemente.

Trasplante

Puesto que las sageretias tienen un crecimiento lento, el trasplante puede realizarse cada 2 ó 3 años. El mejor momento para realizar la operación de trasplante es al inicio de la primavera. No se deben recortar demasiado las raíces; basta con cortar, aproximadamente, un tercio de su longitud.

Pinzado

El desarrollo lento de Sageretia se refiere sólo al crecimiento del tronco y ramas gruesas. Los brotes tiernos crecen con una intensidad y continuidad notables. El pinzado ha de hacerse durante todo el año, dejando únicamente las dos primeras hojas nuevas.